HUELLA EN EL CERRO PARAPENTE

 

Este artículo fué publicado en el diario El Tribuno el día 6 de febrero del 2005

Fueron descubiertas por un docente que hacía trekking

 Extrañas huellas en el cerro "parapente"

 Se trata de un círculo de un diámetro de 4.25 metros en cuyo centro existe un romboide con trazos inexplicables

Una extraña huella cilíndrica de 4.25 metros de diámetro aproximadamente, descubrió ayer en la cúspide de uno de los cerros adyacentes al San Bernardo. El es conocido porque sirve de límite Oeste del autódromo "Martín Miguel de Güemes" y en virtud de que era utilizado habitualmente como plataforma de lanzamiento por los que practican vuelo en parapente.

     El cerro tiene aproximadamente 1200 metros de altura y carece caminos para el acceso de vehículos, ya que el que había construido hace años una asociación de aladeltistas, se encuentra abandonado.

     El hallazgo fue realizado por el profesor primario Omar Ruiz, de 48 años y su hijo Diego Armando de 13, que habían subido hasta allí con propósitos deportivos.

     Ruiz se desempeña como docente en la escuela "De la Patria" de la alejada localidad de Los Toldos y en la víspera cumplió su penúltimo día de vacaciones en Salta ya que mañana se reintegrará a sus tareas.

    "Me extrañó cuando vi estas extrañas huellas, un círculo casi perfecto", dijo. "Pero más me llamaron la atención sus curiosos dibujos", puntualizó el asombrado educador, que luego de su descubrimiento se comunicó telefónicamente con El Tribuno, que de inmediato despachó un equipo al lugar.

     Periodista y fotógrafo ascendieron el cerro en compañía de los Ruiz, comprobando la veracidad de sus dichos: sobre el suelo rocoso y duro de la cima, que es plano y que por ello fue elegido como zona de despegue por los parapentistas, estaba la marca: una circunferencia perfecta, que dejó tres tipos de hendiduras de diferentes profundidades, una inscripción continua de muescas equidistantes unas de otras y en posición diagonal, similares a los dibujos de cierto tipo de cubiertas de vehículos especiales.

     Pero eso no es todo, en el centro de la figura, había otra romboidal, con una curiosa formación de trazos rectos, impresos eventualmente a presión sobre la ríspida superficie.
Y más aún: en el área límite de la circunferencia, se apreciaban algunas rocas salientes con signos de haber sido pulidas por efecto de una fuerte fricción.

     Un turista santiagueño, de vacaciones con un gran grupo familiar y que realizaban un escalamiento, llegaron juntamente con El Tribuno y los descubridores de las huellas a la zona y se manifestaron extrañados. "No se qué cosa pudo haber hecho estas marcas.

     Es lo más raro que he visto", puntualizó el comerciante mistolero Marcelo Ruiz (sin parentesco con los otros), absorto en la observación de las peculiares inscripciones.

 

Volver arriba

 

Aporte de un lector de la página:

Siempre es importante descartar primero todas las hipótesis "terrenales" antes de pensar en visitas extraterrestres, y en este caso mas aún, porque no se hizo ningún análisis del terreno, en cuanto a la vegetación o trazas de radiación o cualquier anomalía que pudiera encontrarse.

Un lector de ovnisalta me envió un aporte que me parece muy digno de ser tenido en cuenta porque explica en forma sencilla que estas huellas podrían tratarse simplemente de las huellas que dejan en el suelo las motos de quienes practican motocross....


Fede Lopez me comenta lo siguiente:

En referencia al caso ("Extrañas huellas en el cerro "parapente") quiero contarte que estoy 100 % seguro que esa huellas son hechas por una moto haciendo un clásico Cero, soy endurista y conozco ese lugar personalmente por que ahí fuimos muchas veces a practicar, y eso no es mas que una huella que deja al hacer un cero, te paso un link para que veas como se hacen, te lo comento para que veas que hay info que se mezcla obviamente, un cero hecho con una moto mas grande y por alguien prolijo es casi perfecto :D


 

Gracias Fede, si bien podemos seguir con dudas, pues todo es posible en materia de lo desconocido, yo también me inclino por una explicación sencilla, solamente si pudiéramos descartar completamente que se trate de un cero hecho por un endurista, podríamos pensar en la hipótesis extraterrestre.

Inicio

Cerrar Página